42. Detén las puertas de los sentidos cuando notes el avance de una hormiga. Entonces.